Aunque muchos no lo crean, el mal aliento es más común de lo que parece. Quizás no es algo que se sufra de manera permanente, pero todos lo hemos sufrido en alguna etapa de nuestras vidas. Por eso, en el artículo de hoy queremos tratar los remedios caseros para el mal aliento.

¿POR QUÉ UTILIZAR REMEDIOS CASEROS PARA EL MAL ALIENTO?

Para contrarrestar el mal aliento, necesitamos adoptar ciertos hábitos diarios que eviten que las bacterias que causan el mal aliento proliferen en la boca.

Normalmente, las causas del mal aliento suelen ser: el alcoholismo, fumar, caries o dentaduras postizas, un mal cepillado, etc.

Como vemos, muchos de estas causas no tienen nada que ver con enfermedades o infecciones, por lo que su solución está muy ligada a hábitos diarios y remedios naturales.

8 REMEDIOS CASEROS PARA EL MAL ALIENTO

A continuación os dejamos una lista con los mejores 8 remedios caseros para el mal aliento:

1- JUGO DE LIMÓN

El mal aliento se debe principalmente a la presencia de bacterias en la boca. Es por eso que beber jugo de limón puede ser muy efectivo. Sus virtudes antisépticas ayudarán a restaurar el aliento fresco en cualquier momento del día.

Esta solución 100% natural tiene la doble ventaja de ser efectiva y agradable. Mezclado en un vaso de agua, el zumo cítrico puede ser una bebida diaria.

Para una mayor efectividad, puedes morder directamente un limón. Pero ten cuidado, por su extrema acidez.

2- BICARBONATO DE SODIO

El bicarbonato de sodio es un producto indispensable para el hogar. No solo es uno de los remedios caseros para el mal aliento más eficaces, si no que además puede ayudarte con otras muchas cosas.

Puede tanto blanquear los dientes, como aliviar la acidez y combatir eficazmente el mal aliento. Para ello, mezclar una cucharadita de bicarbonato de sodio en un vaso y haz gárgaras. Puedes repetir la operación tantas veces como sea necesario.

El bicarbonato de sodio, es un poderoso antibacteriano, por lo que te será realmente útil en tu lucha contra el mal olor de boca.

3- MASTICAR PEREJIL

Por raro que parezca, masticar perejil es uno de los mejores remedios caseros para el mal aliento. ¿Sabes por qué?

Debido a que es rico en clorofila, el perejil capturará los olores y los destruirá. La clorofila reduce la producción de gas y toxinas del tracto digestivo.

El perejil se puede usar de diferentes maneras para combatir el mal aliento. Puedes masticar las hojas después de una comida durante varios minutos, o simplemente puedes añadirlo como especia a tus comidas diarias.

4- CARBÓN VEGETAL

El carbón vegetal es un suplemento dietético utilizado contra los dolores de estómago. Tiene la virtud de absorber toxinas y bacterias. Por lo tanto, es uno de los mejores remedios caseros contra el mal aliento.

Su uso es muy fácil. Mezcla una cucharadita de carbón en un vaso de agua, y bebe la preparación después de cada comida. También puedes encontrar carbón vegetal en forma de cápsula, pero es más eficaz hacer gárgaras con el carbón, que tragárselo entero.

En cualquier caso, antes de utilizar el carbón vegetal para combatir el mal aliento, recomendamos consultar a un farmacéutico. Ya que en algunas circunstancias no es recomendable. Como en personas estreñidas.

5- ACEITES ESENCIALES

Los aceites esenciales siempre son un gran remedio natural para combatir toda clase de problemas. Gracias a los nutrientes y vitaminas que aporta, te ayudará a rebajar el mal olor, y te ayudará con posibles problemas digestivos.

Puedes poner una o dos gotas de aceites esenciales (menta, limón, arbol de té, lavanda…) en tu lengua, antes de cepillarte los dientes. Te asegurarás un aliento fresco después de cada lavado.

6- MASTICAR SEMILLAS

Masticar semillas de hinojo, eneldo, cardamomo o anís para el mal aliento. te será de gran ayuda. El anís, que tiene un sabor que recuerda al regaliz negro, puede matar las bacterias de la lengua.

Son semillas con muy intensas que actuarán rápidamente en tu boca y rebajaran el mal aliento al momento.

7- RASCAR TU LENGUA

Tu lengua puede estar cubierta de bacterias que fermentan las proteínas, y que terminan produciendo gases malolientes.

Rascarte la lengua puede hacer que retires esas bacterias de tu boca. Para ello, puedes usar una cuchara de metal o de plástico, y colocarla en la parte posterior de la lengua, tirando de ella hacia adelante. Repite este movimiento cuatro o cinco veces. Haz lo mismo en ambos lados de la lengua.

8- NARANJAS

Al igual que los limones, las naranjas también son remedios caseros para el aliento muy eficaces.

El ácido cítrico de la naranja estimula las glándulas salivales y promueve la formación de saliva, lo que refrescará su aliento. También puedes masticar pequeñas cáscaras de naranja pre-lavadas para estimular la producción de saliva en tu boca.

¿SIRVEN LOS ENJUAGUES BUCALES COMO REMEDIOS CASEROS PARA EL MAL ALIENTO?

Aunque los enjuagues bucales están destinados a refrescar el aliento, la mayoría de los enjuagues bucales sólo enmascaran temporalmente el desagradable olor de boca.

Si quieres usar un enjuague bucal para resolver tu problema de mal aliento, usa un producto que combata la placa para prevenir el crecimiento bacteriano. Tratando directamente la halitosis en lugar de sólo cubrirla.

¿QUÉ HAGO SI NO ME FUNCIONAN LOS REMEDIOS CASEROS PARA EL MAL ALIENTO?

Si has probado todos los remedios caseros para el mal aliento citados, y no notas mejoría en unos días, te aconsejamos que acudas a un médico o dentista especializado.

Puede que tengas alguna infección gástrica u otro problema que esté afectando directa o indirectamente al olor de tu boca.

¿CONOCES OTROS REMEDIOS CASEROS PARA EL MAL ALIENTO?

Si has probado con anterioridad otros remedios caseros para el mal aliento que te hayan funcionado, déjanos un comentario más abajo. Nuestros lectores estarán encantados de leerte.

Si te ha gustado el artículo, ¡No dudes en compartirlo en tus redes sociales! Mucha más gente podrá beneficiarse de él. También te recomendamos echar un vistazo al artículo relacionado: Remedios Caseros para el Dolor de Muelas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *